¡Libertad! La esencia de ser eternamente joven

Eran las 5 de la mañana, la lluvia aminoraba ya su caída. Tomaba ya sus zapatos de trabajo alistándose para un día mas de trabajo. Miraba su reloj. Deseando tener unos minutos mas de sueño. Pero era el deber de salir nuevamente. Con una sonrisa encaró la vida nuevamente, como ya lo había hecho desde su infancia. No era por que no le importara nada, y a veces soportaba los reclamos de aquellos que dijeran «No le pones seriedad a las cosas» Pero en su corazón no cabían las palabras negativas. Había decidido ser ETERNAMENTE JOVEN.

Despertaba en mi la inquietud de escribir a estas horas de la madrugada esta nota  con el deseo de buscar razones del porqué viajar, cómo ser un viajero despreocupado y nuevos destinos para una expedición inolvidable.

Pero ante todo esto, surgió en mi la palabra LIBERTAD. Y mi pregunta es: Por qué desde siempre esta palabra genera tal controversia en todos los ámbitos de la vida? y hasta que punto saber que es libertad o libertinaje? y se preguntarán: Qué tiene que ver esto con viajes?? Porque todo se centra en lo que hay dentro de nuestro corazón. Y ahí surge el título esta nota : «Libertad, la esencia de la ETERNA JUVENTUD».

Y realmente existe la eterna juventud??

No es la piel, no es lo que nuestros ojos ven y  la edad de vida que tengamos, si no lo que refleja la esencia de nuestro YO, esa es la verdadera juventud. Como vivimos, como actuamos, y como nuestro corazón acepta y toma decisiones en base a creencias, principios y sobre todo; las emociones. La juventud la refleja el corazón, la humildad del alma, la sencillez en la manera de perdonar, de amar LA VIDA. Y que es vivir?? Es disfrutar de nuestra existencia aún en medio de las dificultades de la vida.

Y a veces requerimos un respiro a la cotidianidad, aquello que nos envejece aún a los 20 años, presos de las circunstancias, de las necesidades y hasta de los propios gustos. El desear vivir «cómodamente» no nos permite muchas veces de DISFRUTAR LA VIDA.  Es compartir con aquellos que más amamos. De conocer, explorar la hermosura de nuestro mundo. Y salir de la rutina a veces no requiere una larga y muy planificada expedición al lugar mas recóndito del mundo. Con tan solo respirar profundamente, ver el cielo azul en verano, o el gris en el invierno. Es disfrutar todas las estaciones de la vida con una sonrisa, ver la vida con «color de rosa», (o el que más nos guste) por el simple hecho de estar vivos y de permitirnos crecer y, dar lo mejor de nosotros mismos en lo que hacemos generando ideas, y no esperar que alguien más haga lo que «yo puedo hacer». Libertad es soñar despierto y hacer que esos sueños se vayan cumpliendo paso a paso con disciplina y determinación. Disfrutar de lo que nos gusta hacer. Dedicarle tiempo a leer, imaginar y eso que siempre soñamos desde niños.

Eso es permitir que seamos libres, libres de la presión de la sociedad «Tienes que tener esto, aquello, tienes que ser esto, y a ESTA edad, porque se nos va «el tren».

Libertad es tomar mi decisión en base a lo que sueño cumplir para mí, no para los demás.

Esa libertad de vivir  permite disfrutar de cada viaje, cada expedición, exploración, descubrimiento, pensando en que tus problemas se quedaron en la oficina y en el escritorio, y cuando decidiste tomar esa mochila, zapatos y linterna, es porque es el inicio de tu LIBERTAD absoluta y el descubrimiento hacia algo nuevo y hermoso por conocer y lo que te permitirá ser eternamente joven, aún a los 100 años.

Dejando los zapatos de la cotidianidad

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *